Sala de antigüedad tardía

Notas de voz

Introducción
El territorio de Manacor
Las basílicas y los edificios bautismales
Las viviendas y la alimentación
El mundo funerario

En esta sala se exponen tanto las piezas encontradas en Son Peretó como las encontradas en el fondo marino de Porto Cristo y son un buen testimonio de la actividad portuaria desarrollada en este lugar entre los siglos V y VII dC.

El descubrimiento oficial, el año 1912, del yacimiento de Son Peretó se debe a la figura de J. Aguiló, que se inspiró con los trabajos exitosos que pocos años antes habían permitido dejar al descubierto la basílica de sa Carroja, con su baptisterio y otras edificaciones. Estas tareas le permitieron, sobretodo, descubrir toda la basílica y un edificio bautismal, y también recuperar una importante colección de mosaicos y numerosos materiales arqueológicos que fueron la base del actual Museo de Historia de Manacor.

A principios del siglo V la sociedad mallorquina se encontraba completamente romanizada. Políticamente las Baleares empezaron la quinta centuria como una provincia del Imperio romano. Sin embargo, la situación cambio en el año 455, momento en el cual las islas fueron incorporadas dentro del reino vándalo del norte de África. Entre 533 y el 534, el Imperio bizantino conquistó el reino vándalo, y las Baleares volvieron a quedar sometidas al Imperio mediterráneo más poderoso de la época. Eran unos años de cambios importantes, causados principalmente por la desintegración del Imperio romano y de su poder de recaudación.

Durante el siglo VII un nuevo poder, el islámico, irrumpió en gran parte del mediterráneo. La primera razia documentada de los musulmanes en las Islas Baleares es del año 707, pero la conquista islámica definitiva no se produjo hasta el inicio del siglo X dC

Notas de voz

Introducción
El territorio de Manacor
Las basílicas y los edificios bautismales
Las viviendas y la alimentación
El mundo funerario


¿Quieres leer más?